Conectarse

Recuperar mi contraseña

PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP
Últimos temas
» Afiliación Élite {Constance Emile}
Mar Mar 20, 2012 12:30 pm por Valerie Gallagher

» I'm back..
Mar Mar 20, 2012 11:47 am por Valerie Gallagher

» Feels good to be back
Mar Mar 20, 2012 11:40 am por Valerie Gallagher

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 6:20 pm por Invitado

» What you Want {+18} { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Miér Nov 02, 2011 7:01 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 7:36 pm por Invitado

» Bethium university, SE BUSCAN CANNON!
Mar Oct 18, 2011 4:51 pm por Invitado

» ¿Alguien por aquí? {libre
Mar Oct 18, 2011 4:33 am por Jeffani E. Keush

» ♦ Perfect Flaw ♦ {Afiliación Elite} ¡ NUEVO FORO FAMOSOS !
Dom Oct 16, 2011 7:24 pm por Invitado

» Underworld War [Afiliacion Elite]
Dom Oct 16, 2011 8:23 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Mar Sep 20, 2011 12:21 am.
Tinypic Abbey Road Collegue Image Hosted by ImageShack.us

Afiliados Standar

I'm in trouble! {Gigy}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm in trouble! {Gigy}

Mensaje por Zia K. Belikova el Dom Sep 25, 2011 12:15 am

Era un lluvioso sábado. Lo que odiaba porque no podía salir afuera, rodar por el césped o correr por el jardín de rosas, todas esas cosas que ella simplemente amaba hacer cuando tenía días de descanso. Se quedó en su habitación, hasta el mediodía. Lo que nunca, pero se había quedado viendo películas de terror enredada en sus sabanas de lobos. Cualquiera que la viera soltaría una gran carcajada, porque tenía su cara enterrada hasta su nariz en su sabana y sus orbes azules plantados sobre la pantalla de su televisión. La película la mantuvo morbosamente entretenida, ella podía ser dulce y amable, pero cuando se trataba de filmes de terror todo eso parecía desaparecer. Le encantaba ver sangre y huesos rotos, entre otras cosas. Después, que la película se acabó y la vagancia se fue de su cuerpo, se levantó de su cama. Poniendo los pies sobre el suelo frio y sintiendo un escalofrió recorrer su cuerpo completo. Sacudió la cabeza, haciendo que sus cabellos coloridos se movieran de un lado a otro y una risa estúpida saliera de sus labios. Ya no quería quedar encerrada en su habitación y mucho menos encerrada en la cabaña. Así que busco ropa, para cambiarse con rapidez. Una simple camisa de tirantes color magenta, para luego colocarse su abrigo violeta por encima. Decidió irse en unos shorts, estaba acostumbrada a mayores fríos en Rusia. Se colocó sus vans y el hoddie de su abrigo, para salir rápido por la puerta. Dejo a Violet – su guitarra – en su habitación, no le gustaba sacarla cuando el clima estaba tan húmedo. Cuando salió de la cabaña camino con cuidado, porque todo estaba mojado y no quería resbalarse y caer sobre lodo o algo así. Saludo a varias personas por el camino y hablo con otros, le encantaba encontrarse con personas conocidas y hablar. Siempre, casi siempre estaba hablando o haciendo algo. Era su naturaleza. Aun no tenía bien aclarado a donde ir en el campamento, hasta que paso por el frente de la sala de recreación y vio a distintas personas jugando, mas socializando.

Rápido paro en seco, en frente de la puerta y estiro su pálida mano, para abrir la puerta y adentrarse en lugar. Era como una mini fiesta en ese lugar. Tenían la música a todo volumen, había personas usando sus laptops, otras jugando pool, cartas, maquinitas y todo lo que había en el lugar. Sus orbes azules se fijaron en la máquina de Pac-Man y ahí se emocionó, hace bastante tiempo no jugaba el juego de Pac-Man, ahora era un momento que no dejaría pasar. Estaba tan distraída, mirando la máquina y caminando al mismo tiempo que sin querer tropezó con una chica. Por poco Zia se caía al suelo, pero se aferró de la mano de la otra joven, lo que causo que la bebida que tenía la otra joven castaña se derramara sobre toda su ropa. Los ojos de la peli rosada se agrandaron, por el error que había cometido en esos segundos. Se reincorporo con rapidez y miro a la chica, sin saber que decir. Comenzando a tartamudear. – Lo…..siento….no….fue mi in-tención... – Susurro, la chica de cabellos rosados con algo de miedo a la de cabellos castaños. – Aléjate de mí idiota. Parece que eres rubia por naturaleza. Ni me toques. – Dijo la joven de cabellos castaños a Zia, empujando su mano lejos de ella. – Solo querría ayudarte a lim… –No pudo terminar sus palabras porque la chica la empujo y salió de la sala recreativa. Kiomaries hizo una leve mueca y siguió con lo que iba a hacer. Termino por llegar a la máquina de Pac-Man. Cuando le dio al botón de start se olvido completamente de la situación que había ocurrido hace segundos. Se concentró a jugar el juego y gritar. – Ja, te comí pequeño fantasma. – Como si ella fuera la bolita amarilla. Tenía una sonrisa plasmada sobre sus labios, dejando ver esa clara y blanca dentadura suya.

Estaba ganando el juego, cuando sintió que una mano la agarraba fuertemente por un brazo y la hacía girar. Se volvió a encontrar con la cara molesta de la castaña. Zia suspiro pesado y la miro fijamente a los ojos. – Yo no quiero problemas. Solo fue un simple accidente. – Su voz era firme y tranquila, pensaba que hablando se podía resolver todo. – Ahora, tranquilamente te pido que sueltes mi brazo. – Bajo su vista, hasta donde la chica la tenía agarrada con fuerza. – Ni te creas que te saldrás de esta tan fácil, anormal. Me arruinaste la camisa y es la favorita de mi novio. – La castaña estaba enojada con Zia por ningún motivo, solo por una camisa. Por eso la sociedad esta como esta… Pensó, la chica y fijo sus ojos de nuevo en los de la morena. – ¿En serio, piensas hacer un drama por eso? No deberías estar preocupándote mejor por tu novio. – Su sinceridad había sido cruel y fuerte, la cara de la morena cambio radicalmente. Tenía fruncido el ceño con fuerza, como si pensara acabar con la peli rosada. – Te jodiste, acabare con tu rostro. – Gruño la morena con fuerza y Zia rápido cerró los ojos, esperando lo que fuera. Pero, ella no recurriría a la violencia. Ella no sería capaz de ir en contra de sus propios principios.



Última edición por Zia K. Belikova el Dom Sep 25, 2011 1:39 am, editado 2 veces
avatar
Zia K. Belikova

Mensajes : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm in trouble! {Gigy}

Mensaje por Georgina H. Applewhite el Dom Sep 25, 2011 1:28 am

Las notas salían solas. La música fluía como la sangre de sus venas ligera, rápida, eficaz y cargada de sentimiento. Los dedos casi magistrales de Gigy tocaban las notas adecuadas para que Dave, su saxofón, pudiera dar lo mejor de sí ¿O era lo mejor de Gigy? Lo mejor de ambos porque instrumento y joven eran casi como una misma cosa, como un mismo ente. Dos cuerpos separados con una misma alma ¿O quizás era una alma hablando por medio de aquel instrumento de metal? De cualquier manera en estos momentos no eran dos, no era una pieza de metal y una mujer. Eran una única cosa haciendo música, una única cosa expandiendo el característico y hermoso sonido del Saxofón por las cercanías. Un sonido ahora amortiguado por las tenues gotas de agua que caían en el exterior, gotas que si Gigy abriera los ojos podría ver impactando contra el cristal de su habitación. Un cielo gris donde las cenicientas nubes ocultaba al sol de la visión de todos, un cielo blanco y una brisa helada y húmeda que calaba casi hasta los huesos. Suerte que bajo los pantalones vaqueros y la sudadera negra con la lengua de los Rolling Stone el frío no había logrado legar a su piel, y mucho menos a sus huesos.

La morena estaba completamente ensimismada en su ensayo, en su propia inspiración musical cuando el móvil sobre la mesita de noche comenzó a sonar intensamente. Trató de ignorarlo, trató de evadirse de aquella molestia pero finalmente se vio obligada a despegar sus labios de la boquilla de Dave para extirarse en la cama y alcanzar la pequeña Blackberry negra - ¿Qué? - casi ladró a quien fuera que había osado en molestarla llamándola - Pensé que te alegrarías más escuchando mi seductora voz - dijo una voz masculina y aterciopelada al otro lado del teléfono - ¡Papa! Es que estaba con Dave y bueno me cortaste el rollo - se excusó la joven esbozando una sonrisa en los labios al saber que era su padre el que había optado por llamarla por fin - Hace tres días que no sé nada de ti ¿Te parece bonito? Estaba preocupada ¿Dónde has estado? - dijo seguidamente sin apenas darle tiempo a su padre para responder - Tenía que hacer una vigilancia y solo llevaba el móvil del trabajo encima así que no recibí tus llamadas, pero estoy bien no te preocupes ¿Y tú? - la conversación de padre e hija duró casi una hora. Sí una hora donde las preguntas fluyeron en ambas direcciones, los comentarios, las historias y por supuesto las risas. Con la llamada de su padre Gigy casi olvidó el enfado inicial por la interrupción con Dave. Tanto era así que cuando colgó el teléfono se encontraba de un excelentísimo humor.

Con una sonrisa salió de su cuarto, ahora tenía ganas de encontrarse a alguien conocido y pasar una tarde de Sábado entretenida, aunque estuviera pasada por agua. Obviamente Dave se había tenido que quedar bien guardado en la habitación, en su estuche junto a la cama de la joven castaña. Era mejor dejarlo así para protegerlo del frío y sobretodo de la humedad reinante en el ambiente. Con el pelo algo desordenado, como siempre, y las manos en el bolsillo delantero de la sudadera comenzó a andar sin un rumbo fijo. No tenía a donde ir, solo quería encontrarse a alguien ¡Y vaya si lo encontró! Justo cuando pasaba por la sala recreativa observó desde la puerta a su pelirrosa predilecta ¿Y quién estaba a su lado? ¿Cómo osaba aquella castaña de ponerle una mano a SU pelirrosa? Casi a la velocidad de la luz Gigy atravesó aquella sala y llegó justo a tiempo para parar el puñetazo que había intentado darle. Con el entrecejo fruncido y una mirada de profundu odio apretó su mano en torno al puño de aquella idiota con la plena intención de hacerle daño - Ponle una sola mano encima y te juro que te dejaré sin manos para hacerle pajas a tu novio - así era Gigy cuando se enfadaba. No era precisamente la muchacha más educada sino todo lo contrario una grosera y mal hablada de mucho cuidado. Con la otra mano le dio un fuerte empujón en el pecho para alejarla de Zia y se colocó delante de ella de manera protectora - Yo de ti saldría corriendo con tu novio, creeme no te conviene pelearte conmigo - de manera amenazante se crujió los nudillos sin apartar sus ojos azules y fríos como témpanos de aquella chica.
avatar
Georgina H. Applewhite

Mensajes : 29
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm in trouble! {Gigy}

Mensaje por Zia K. Belikova el Dom Sep 25, 2011 2:54 am

Sentía su corazón latir con fuerza y escucho que todos se callaron la boca, la música había parado y esperaban que la morena acabara con ella. En ese momento entendió que nadie la ayudaría y que quizás terminaría en la enfermería, con más razón apretó los ojos y se quedó quieta en su lugar. Se imaginaba que todos se estaban riendo de ella o algo así, nunca le pegaría a otra persona y en este caso, ella terminaría mal. Porque a ella la iban a golpear y no podría hacer nada. De repente escucho un ruido, como si la puerta de la sala de recreación se abriera. Quiso abrir los ojos y ver quien era, pero estaba a punto de ser golpeada. Aguanto la respiración, cuando sintió que ya estaban a punto de golpearla, pero nada paso. Todo era un silencio. En ese mismo momento abrió los ojos y vio a Gigy, en frente de ella. Agarrando la mano de la morena con fuerza. Un suspiro de alivio se escapó de sus labios, por fin, alguien que la salvo, pero tampoco quería que su mejor amiga se metiera en problemas. Abrió los ojos como platos, observando la escena. Se asustó un poco cuando su amiga empujo a la otra joven y se puso entre ella y la morena. Con rapidez la mano izquierda de la rosada, tomo una de las de su amiga y le dio un apretón cariñoso. – Gigy, no hagas nada. Por favor…. – Susurro dulce a su amiga y jalándola un poco para atrás. Le tiro una mirada a la morena. – Si no quieres que mi amiga te rompa la cara y las manos, creo que hasta unas costillas…Debes irte y nunca te vuelvas a meter conmigo. – Comento de forma tranquila, pero algo molesta en el fondo. Miro por última vez a la morena y no pudo evitar suspira más tranquila, cuando la vio corriendo hacia la salida. Se giró a ver a su amiga y se sonrojo cuando noto que tenía aun su mano agarrada, la soltó de manera nerviosa y bajo la vista al suelo por unos momentos.

De la nada le brinco encima a su amiga, para abrazarla con fuerza y llenarle la cara de besos. – Gracias, muchas gracias. Pero, sabes que no te quisiera ver peleando por mi culpa. Creo que me hubiera partido la cara, si tú no hubieras llegado. – Murmuro dulce y tranquila, aun abrazándola con fuerza. Todos en esa sala volvieron a la normalidad, solo uno que otro chico que se quedaron mirándolas. Como si esperaran algo de acción. Lo que podía ser algo molestoso. A Kio no le importaba que supieran su sexualidad, pero si le molestaba que todos la miraran algo extraño cuando estaba con una chica. Ni que fuera una loca sexual… Hizo una mueca ante su pensamiento y se separó un poco del abrazo. – ¿Cómo estás? Ya estaba extrañándote. – Admitió con suavidad y se separó por completo de ella. Le dio un último beso en la mejilla, como agradecimiento por salvar su cuello. Se recostó de la maquinita de Pac-Man y sus orbes azules viajaron por toda la sala, para luego volver a donde Georgina y sonreírle. Ahora, era un momento extraño. No sabía que hacer ahora, solo esperaba que su amiga no se hubiera enojado con ella por parar la pequeña pelea que se iba a formar. Bueno, ni si quiera pelea. Iba a ser una paliza, conociendo el fuerte carácter de Gigy, la morena que estaba jodiendo con Kio, iba a terminar siendo polvo. Zia sacudió su cabeza, sacando esos pensamientos violentos de ella y estirando su cuerpo, para coger por la mano de nuevo a Gigy.

Camino con ella a una esquina tranquila de la sala de recreación. Donde había un gran sofá de cuero negro. Zia se aventó en el, para luego hacer que su amiga se sentara. Le sonrió y se quedó mirándola en silencio. – Sabes, a veces me pregunto qué haría sin ti e sin tu protección. Creo que ya me hubieran hecho papilla, si no fueras mi amiga. – Bromeo, levemente. Porque en el fondo, a veces si se preguntaba eso. Se había vuelto algo dependiente de Georgina. Ya que casi siempre que se metía en problemas de violencia, la que la sacaba de ellos era Gigy. Recostó su cabeza sobre uno de los hombros de su amiga. Zia era cariñosa y dulce con sus amigos, pero con unos más que otros. Georgina era una de esas personas que aceptan a Kio de pies a cabeza, por eso apreciaba tanto su amistad. Porque, Zia igual aceptaba de pies a cabeza a su amiga, aunque, ella sabía que Gigy de vez en cuando debía mejorar o controlar su carácter, así era su amiga y no le molestaba en lo absoluto. – ¡Vamos a hacer algo divertido, Gigy! – Canturreo emocionada de momento, dejando atrás cualquier preocupación y pensando en divertirse, antes de que se comenzara a aburrir.

avatar
Zia K. Belikova

Mensajes : 35
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm in trouble! {Gigy}

Mensaje por Georgina H. Applewhite el Lun Sep 26, 2011 6:18 pm

Los ojos azules de Gigy estaban fijos en aquella chica que había osado ponerle una mano encima a Zía. Sinceramente esperaba que le respondiera, que le dijera algo porque entonces ya no tendría excusas para darle un buen puñetazo y romperle la nariz. Respiró fuertemente manteniendo el aire en su pecho por unos segundos y después lo soltó de golpe en forma de suspiro cuando sintió como Zia cogía su mano preocupada por lo que pudiera pasar. Aquella imbecil tenía suerte de que Zia fuera tan buena y la estuviera calmando porque sino no habría salido de una pieza de esta habitación ni con todos los novios cachas del campamento, o del mundo. Bufó exasperada y asintió una sola vez mirando de reojo a su pelirroja, aun no estaba segura de que aquella chica hubiera comprobado lo que le iba a pasar si seguía por este camino. Finalmente comprendió que era una buena idea meterse con la inocente Zia, pero no lo era tanto meterse con la irascible Georgina. Como un perro asustado salió de allí con el rabo entre las patas sin mirar atrás, quizás fuera a contarle lo ocurrido a su novio para que fuera él quien pidiera venganza o simplemente iba a esconderse en algún rincón donde poder pensar que estaba a salvo de la mala reputación de Gigy. En cualquier caso desapareció de la vista de ambas joven y con ella también desaparecieron todas las miradas curiosas. Mucho mejor así.

Seguía en su círculo vicioso de enfado e ira hasta que Zia se enganchó a su cuello y entonces desconectó de todo para simplemente terminar por sonreír abrazando a su amiga – No es para tanto Chèrie me meto en peleas y en líos por cosas más simples que defender a un bombón como tú – le guiñó un ojo coqueta revolviéndole el pelo con una mano. Poco o nada le importaba a Gigy lo que pudieran pensar las personas que había allí a cerca de su comportamiento afectivo con Zia. Si tenían algún tipo de problemas que tuvieran el valor de decírselo a la cara y entonces podrían discutirlo “tranquilamente” con sus puños. Además a estas alturas era casi imposible que alguien del campamento se sorprendiera de ver a Georgina siendo amable de más con alguna otra chica. Nunca había puesto especial empeño en ocultar que le gustaban tanto los hombres como las mujeres, no lo ponía porque le daba exactamente igual lo que pensara la gente. Para Gigy solo valía el visto bueno de dos personas: Su padre y en los últimos años Emma, pero teniendo en cuenta que la segunda compartía la misma preferencia que ella no era ninguna extrañeza.

- Ya sabes yo siempre estoy bien, y cuando no lo estoy – sin inmutarse hizo chocar uno de sus puños con la palma de su otra mano dejando muy claro lo que ocurría cuando no estaba bien, o alguien era el causante de que no estuviera bien – ¿Et toi? – preguntó seguidamente mezclando como de costumbre alguna frases en francés junto con el inglés. Una vieja manía eso de hablar francés en lugar de inglés. Ambas lenguas eran maternas para ella por lo que las solía usar indiscriminadamente – Quiero decir como estar a parte de apunto de haber sido apalizada, deberías aprender a defenderte Zia quizás no siempre este yo para protegerte – dijo con algo de seriedad en su voz pues tenía mucha razón en sus palabras. Si no se defendía sola podrían hacerle mucho daño ¿Qué hubiera pasado si Gigy no hubiera pasado casualmente por allí?¿Si la conversación telefónica con su padre hubiera tardado un poco más? Dócil, como pocas veces era, se dejó guiar por la mano de su amiga hasta aquel sofá algo alejado del resto. Se dejó caer sobre él junto a Zia y la miró con una media sonrisa recostada sobre su hombro – Para mi lo divertido hubiera sido pegarle a esa estirada pero supongo que me tendré que conformar con otra cosa – suspiró pellizcando levemente una de las mejillas de Zia – Te dejo elegir lo que quieres que hagamos – dijo con tranquilidad.
avatar
Georgina H. Applewhite

Mensajes : 29
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm in trouble! {Gigy}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.