Conectarse

Recuperar mi contraseña

PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP PERFILMP
Últimos temas
» Afiliación Élite {Constance Emile}
Mar Mar 20, 2012 12:30 pm por Valerie Gallagher

» I'm back..
Mar Mar 20, 2012 11:47 am por Valerie Gallagher

» Feels good to be back
Mar Mar 20, 2012 11:40 am por Valerie Gallagher

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 6:20 pm por Invitado

» What you Want {+18} { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Miér Nov 02, 2011 7:01 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 7:36 pm por Invitado

» Bethium university, SE BUSCAN CANNON!
Mar Oct 18, 2011 4:51 pm por Invitado

» ¿Alguien por aquí? {libre
Mar Oct 18, 2011 4:33 am por Jeffani E. Keush

» ♦ Perfect Flaw ♦ {Afiliación Elite} ¡ NUEVO FORO FAMOSOS !
Dom Oct 16, 2011 7:24 pm por Invitado

» Underworld War [Afiliacion Elite]
Dom Oct 16, 2011 8:23 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Mar Sep 20, 2011 12:21 am.
Tinypic Abbey Road Collegue Image Hosted by ImageShack.us

Afiliados Standar

Have a drink on me {# Robin K.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Have a drink on me {# Robin K.

Mensaje por Luke R. Winsköth el Sáb Oct 01, 2011 7:40 am

Ella había ido allí con el ansía de encontrar un poco de acción.

Asió con fuerza la pequeña baranda, tirando hasta que la puerta se abrió y pudo ingresar con facilidad al interior del bar. Sus ojos se acostumbraron rápidamente a las penumbras de la estancia, interrumpida momentáneamente por las fugaces luces estroboscópicas que iluminaban los cuerpos danzantes en la pista. Luke se sintió mejor al ver el ambiente enloquecido que dominaba el lugar. Era un fin de semana, más específicamente, viernes por la noche. No importaba cómo, pero iba a obtener ese grado de acción que necesitaba con tanta urgencia después de una estresante semana sin nada bueno qué hacer. Dio una calada al cigarrillo que llevaba entre los labios, expulsando el humo lentamente por sus fosas nasales mientras sus pasos la llevaban hacia la barra. Cada vez más cerca, podía notar algunos que otros rostros conocidos e inclinaba la cabeza en gesto de saludo cuando alguien la reconocía. Sólo que siempre se veía eclipsada por la música, sensual, atrayente, que subyugaba sus sentidos hasta hacerla parte de los bailarines desenfrenados de la pista. Manos, dedos, cabellos, toqueteos. Ella reconoció aquel círculo vicioso de placer cuando sus caderas comenzaron a danzar a la par del ritmo; parecía que flotase sobre el suelo, cada movimiento tenía implícito una extraña elegancia que resultaba inusitada en una mujer que llevaba tacones tan altos. Lu sintió el roce de unas manos sobre su cintura, incitándola a moverse cerca de un cuerpo caliente que se encontraba a su espalda. ¿Quién era? Ella ni siquiera podía ver su rostro, pero bailaba bien, eso era lo que importaba.

Una pieza más, un latente calor comenzaba a invadir su organismo y a penas finiquitó la canción, aprovechó para escabullirse de la multitud y aquellas manos ociosas que se habían entretenido en su cuerpo durante unos cuantos segundos. La barra, está vez, se encontraba mucho más cerca y le costó menos de un minuto acercarse a ella para saciar su creciente sed. El barman la vio acercarse, un tipo delgado, con aquella piel bronceada hecha para el pecado —diseñada únicamente para recorrerla con los dedos y la lengua—, un cabello negro azabache, rebelde que le caía en suaves y perfectas ondas sobre el rostro y detrás de los oídos. Luke no podía negar que el hombre se veía más que bien con aquella chaqueta de cuero que hacía resaltar sus hombros anchos. Ni mucho menos podía negar que esa sonrisa sinuosa que le estaba dedicando, encendía una parte de ella que tenía tiempo reprimida. Estaba siendo víctima de una seducción. Oh, pero le gustaba. Devolviéndole la sonrisa, tomó asiento en un taburete frente a él. —Dame lo que quieras. —Ella murmuró con un tono de voz bajo, profundo e intencionadamente sensual sin importarle el doble sentido que pudiera tener. El hombre la miró con aquel brillo pícaro que la había engatusado y se dio vuelta para servirle un trago, el cual dejó caer con un mudo sonido delante de ella. Tomando el vaso entre sus manos, Luke miró el líquido ambarino dentro de él, moviéndolo suavemente antes de llevarlo a sus labios. Un traguito. Era Whisky. Sonriéndole como si fuese un gato frente a un enorme y repleto plato de leche fresca, se relamió los labios, recogiendo la gotita de licor que se le había deslizado por la comisura. Gesto que atrajo inmediatamente la atención del sujeto. Ella no iba a poder evitarlo. —Gracias por el trago. —Respondió, volviendo a darle sorbitos pequeños a la bebida, sintiendo como aquel familiar calor se expandía por su cuerpo lentamente y con una fuerza reconfortante que la hizo sentirse más viva que nunca. Se levantó del taburete, se bebió de un solo buche lo que quedaba de la bebida y sin mirar al barman, tomó el segundo vaso que le había servido y se largó para la pista de baile cuando otra canción sonó.

En el centro de la pista, sus caderas volvieron a tomar el ritmo de la canción, al igual que sus pies y el resto de su cuerpo. Bailar era casi un deporte para ella, tan implícito en su naturaleza como lo era el simple respirar. Dejó que la melodía la envolviera por completo mientras le daba pequeños sorbitos al vaso en su mano, su mirada recayó sobre la multitud agrupada y Luke fue capaz de reconocer un rostro entre el millar de gente. Una sonrisa se apoderó de sus labios, sus piernas comenzaron a moverse en dirección a esa persona, sin dejar de perder el ritmo sensual de la canción y ella volvió a tomar otro buche. Tan cerca del otro cuerpo femenino, con el calor de la música a flor de piel, Luke rodeó la cintura femenina con su brazo libre y colocó un sonoro beso en la piel al descubierto que sus ojos fueron capaces de captar. Su mano se movió hacia abajo, posándose en el costado de la cadera mientras se movía al compás de la canción. —Mi querida y amadísima Robin. —Sus labios expulsaron esas palabras con perezoso erotismo, ladeando el rostro para darle otro trago al Whisky y poder contemplar el perfil de la otra chica. —Veo que hemos tenido la misma idea está noche. —Murmuró a su oído sin cesar ni por un solo momento de bailar. Su acción podría darse para malas interpretaciones, podría inclusive correrse el rumor y armarse algún chisme malo. Pero, ¿qué mierda le importaba a ella? Para nadie era un secreto que le gustaban ambos por igual. Ella sólo quería disfrutar un poco.





Luke {R o s a l i n e } Winsköth!
Everything looks better when the sun goes down...
avatar
Luke R. Winsköth
Intermedio


Mensajes : 54
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 17/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.